Gamers: No queméis vuestros portátiles este verano

Unos tips que os salvarán la vida




Aunque se sale un poco de la tónica de lo que suelo escribir. Esta vez, basándome en el portátil casi en llamas con el que juega mi hermano de vez en cuando he querido comentar lo siguiente.

Algunos procesadores se empiezan a resentir a partir de 75 grados, temperaturas que en verano fácilmente alcanzan la mayoría.

Los ordenadores alcanzan temperaturas altísimas. De estos, los peores son los portátiles. Por es los jugadores profesionales suelen preferir usar ordenadores de semitorre refrigerados al máximo. En cambio, para aquellos jugadores ocasionales que prefieren los portátiles les traigo una serie de consejos.



  • Desconecta la batería
    • Razón: Vas a jugar durante un largo periodo de tiempo. Si desconectas la batería y usas el portátil enchufado aparte de preservar la vida útil de esta. Reducirás ligeramente el calentamiento del equipo.

  • Usa un refrigerador de portátil.
    • Estos aparatos alrededor de 15 euros se colocan en la parte inferior del equipo y le dan aire por donde suele cogerlo. Aunque le de poco aire la diferencia de temperatura es notable (Si os fijáis los equipos suelen tener una entrada de aire en la parte inferior y una salida en la parte izquierda)

  • Usa un disco duro SSD
    • Aunque parezca mentira los discos duros son una de las principales fuentes de calor. Tenéis que pensar que tienen varios cabezales moviendose sobre una serie de discos que van girando continuamente y eso genera una energía que se traduce en forma de calor. Si disponéis del dinero tenéis discos SSD actualmente en la marca Kingston de 80 Gigas por 60 euros. Con esta compra además ganaréis en velocidad.

  • Haz pausas
    • Si notas tu ordenador demasiado caliente para un poco. Apágalo y espera a que se enfríe. Si careces de aire acondicionado esto es todavía más recomendable.

  • Reduce la potencia del procesador
    • Si llevas el procesador al máximo el ordenador se calentará muchísimo más que si no lo llevas. Cada sistema operativo es distinto en cuanto a esto pero como la mayoría de los juegos son para Windows, En esta ocasión explicaré como hacerlo en este. Por lo demás no tenéis que preocuparos tenéis mucha documentación por la red.
    • Para reducir la potencia nos vamos a plan de energía, desde donde yo recomiendo dejarlo en economizador.Ya que ajustará la potencia del equipo para consumir menos energía y por ende calentarse menos. Podemos ir desde panel de control o desde la barra de búsqueda de Windows.


Una vez aqui seleccionamos el plan de energía economizador.



A continuación, haremos clic en cambiar configuración del plan y nos llevará a la siguiente pestaña:



Haremos clic en cambia configuración avanzada de energía


Clicaremos en la opción Cambiar la configuración que no está actualmente disponible



y buscaremos Administración de energía del procesador > Estado máximo del procesador y lo reduciremos a una potencia donde nos sintamos cómodos. Yo lo he reducido al 50% y mi hermano puede jugar sin problemas. Pero esto depende un poco de cada procesador. Aquí ya es ir probando.

Con todo esto ya habremos podido reducir la temperatura de nuestro equipo unos diez grados aproximadamente. /(Estimación hecha basándome en experiencias propias)


Por último también es recomendable tener activos solo los programas que realmente vamos a usar para de esta forma optimizar el rendimiento y el consumo de energía pero eso ya lo dejaremos para otra entrada.


Un fuerte abrazo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario