Raspberry Pi ATX Cooler


Y entonces... se hizo la luz



La Raspberry para mi fue el invento del siglo. En ella he podido probar todos los experimentos que se me han ocurrido pero siempre perdía en dos aspectos. 1. Potencia y 2. Capacidad.


El tema de la capacidad podía resolverse añadiendo un disco duro externo pero entonces teníamos un problema más si queríamos tenerlo encendido 24h: Calentamiento.


No soy muy fan de los apartos quemados. De hecho mi ordenador fijo está hecho a piezas de otros que valían para poco o nada y lleva 3 ventiladores. 2 de ellos de fuente de alimentación pero eso es para otro tema.

El caso es que quería varias cosas. 

1. Reducir la temperatura del microprocesador de la raspberry para aumentar su vida útil.
2. Tener una caja donde el aire fluyera y pudiera además incluir uno o más discos duros.
3. Poder poner raspberrys en cluster en esta caja. ( para un futuro no muy lejano )

Husmeando por casa encontré un viejo ventilador de cpu, un potenciómetro, un cargador de 12 V 1 A de un Router y la caja sin nada dentro de una fuente de alimentación que ya había desvalijado.

Ahí surgió la magia. Cubrí con celo las partes que pudieran hacer contacto con la raspberry o otros aparatos que introdujeta. Busqué el lugar óptimo para el ventilador y tras unas horas de corta pega suelda e ingéniate un método para poner el ventilador que los tornillos no llegan...

 

Funcionó!

El potenciómetro regula la potencia con la que el ventilador gira. Al principio era un apaño porque no tenía la resistencia que necesitaba pero después me gustó la idea de poder regular el enfriamiento de la raspberry.

Es una idea, como todo, siempre hay mejores. Pero yo con mi nuevo invento soy feliz y espero que duremos mucho tiempo juntos.




Un fuerte abrazo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario